SEO para nichos: Todo lo que necesitas saber

seo para nichos

Si has decidido incursionar en el mundo del SEO para nichos, es normal que te surjan dudas, desde cómo encontrar un nicho en el que posicionarse, cómo explotarlo y cómo hacer que funcione.

 

Por ello hemos creado esta guía para ti, con toda la información que necesitas saber sobre el SEO para nichos.

 

Este te ayudará a tener presencia online y a monetizar el tráfico de tu página para que puedas vivir del tráfico de tu web.

 

Cómo Hacer SEO en un Nicho con un Bajo Volumen de Búsquedas

Cuando tengas que hacer el SEO de un nicho con un bajo volumen de búsquedas, es imprescindible no entrar en pánico.

 

Un nicho de mercado con una cantidad pequeña de búsquedas no te condena al fracaso en términos de SEO. Tan solo tendrás que enfocarlo de forma diferente para obtener buenos resultados.

 

El volumen de búsquedas es el número de búsquedas que recibe una palabra clave durante un mes.

 

Keyword Planner de Google Ads (en español, “planificador de palabras clave”), es una herramienta muy útil que te ayudará a comprobar la magnitud de búsqueda de una palabra clave.

 

Si tu palabra clave tiene un volumen de búsqueda bajo significa que no recibe mucha atención.

 

Esto puede ser porque ese tema no interese o porque los usuarios busquen esa palabra durante momentos específicos o situaciones concretas.

 

Por lo común, suele ser la segunda opción. Suelen ser palabras clave estacionales, es decir, palabras muy específicas que se utilizan con frecuencia durante ciertas épocas del año.

 

Entonces, ¿es posible hacer el SEO de un nicho que tiene un bajo volumen de búsquedas? La respuesta es sí. Para ello, tienes que hacer que tus palabras claves sean más generales.

 

¿Cómo hacer que una palabra clave sea más general? Brainstorming, una tormenta de ideas.

 

Si tienes una palabra clave compleja como la siguiente: “artista de pintura de gatos con acuarela”, piensa en alguna palabra clave más general, una que genere una búsqueda real y que la gente utilice.

 

Algunas alternativas pueden ser “retratos de mascotas”, “retratos de gatos” o “pinturas de gatos”. Aquí lo importante es que esa palabra devuelva buenos resultados.

 

Cómo encontrar nichos altamente rentables

Los nichos altamente rentables tienen poca competencia en el mercado y reciben muchas búsquedas, por lo que, encontrar uno de ellos te puede reportar muchos beneficios.

 

A la hora de encontrar uno de ellos, lo primero que tienes que hacer es elegir o decantarte por un posible nicho al que apuntar y fijar una serie de palabras clave con las que quieres posicionar ese nicho.

 

Tras esto, busca las palabras clave en Keyword Planner de Google Ads. Aquí, fíjate en su nivel de competencia (alto-medio-bajo), su volumen de búsquedas mensuales y su CPC (coste por click) o puja sugerida.

 

El nivel de competencia determina hasta qué punto los anunciantes disputan y se interesan por una palabra clave para ofrecer ganancias en sus anuncios.

 

Y el CPC es lo que recibirás por cada click en los anuncios. Esto lo determinan los anunciantes que pagan por aparecer en los anuncios de Google.

 

Pues bien, para encontrar un nicho altamente rentable fíjate en que la palabra clave:

 

  • Tenga y/o reciba muchas búsquedas, como mínimo unas 10.000. Ten en cuenta que cuantas más búsquedas tenga, mejor.
  • Tenga un alto coste por click.
  • Tenga una competencia media-alta, ya que los anunciantes se interesarán por ella y recibirás ganancias constantes y estables.
  • Sea una palabra clave de extensión media, para que si la utilizas en el dominio sea fácil de recordar.

 

Existen otras formas igual de sencillas para encontrar palabras clave y evaluar si pueden corresponder a nichos altamente rentables.

 

Una de ellas son las sugerencias de Google. Al hacer una búsqueda, el propio buscador te saca un listado de sugerencias sobre ese tema.

 

Estas son las búsquedas más realizadas en el país desde el que estés entrando a Google. Si ves las sugerencias desde www.Google.es, serán resultados perfectos para nichos establecidos en España.

 

Otra es la combinación de Google Instant y Ubersuggest. Google Instant es la función que te autocompleta las búsquedas en el buscador.

 

Por ejemplo, si buscas “tarifas de a” es la lista con las distintas posibilidades: tarifas de agua, tarifas de aquopolis, tarifas de avión…

 

Aquí, cada letra es una oportunidad para descubrir un nuevo nicho de mercado. Tienes 27 letras pero un sinfín de posibilidades. La herramienta Ubersuggest te las muestra todas.

 

Una vez escogidas las que te interesen posicionar, añádelas en el planificador de palabras clave y quédate con las que tengan mejores búsquedas, mejor CPC y nivel de competencia.

 

SEO para nichos: búsqueda de palabras clave, arquitectura, contenidos y estrategias de linkbuilding

Una vez tengas escogido el nicho a atacar, es momento de trabajar en su SEO, es decir, en su posicionamiento en los buscadores.

 

Búsqueda de palabras clave

  1. Lo primero que tienes que hacer es realizar un estudio de palabra clave. Para ello, busca en herramientas como Ubersuggest todas las palabras clave que puedan pertenecer a tu nicho.

 

  1. Recoge todas las webs de la competencia directa y analiza por lo menos las tres más grandes. Sírvete de herramientas como Ahrefs o Semrush. Con ellas podrás ver el contenido que comparten tus rivales y qué palabras clave están posicionando.

 

  1. Tras realizar esto, tendrás un listado de palabras clave que te pueden interesar. Para saber por cuál apostar, búscalas en el Keyword Planner de Google Ads y quédate con las que mejor estadísticas tengan.

 

Lo siguiente es definir las intenciones de búsqueda.

 

¿Sabías que una misma URL o página puede posicionar para una o varias palabras clave si tienen una misma intención de búsqueda?

 

En este sentido, tendrás que agrupar las palabras clave que te interesen en intenciones de búsqueda. Es posible que con una misma URL puedas posicionar varios términos.

 

Para hacer que tu contenido sea más rico, escribe cada uno de los sinónimos de tu palabra clave, todas las longtail, es decir, las palabras clave específicas del nicho y aquellas que estén relacionadas y que deben aparecer sí o sí en tu contenido.

 

Todas estas te servirán para organizar la estrategia de contenidos. Para evitar hacer este trabajo, puedes utilizar la siguiente extensión de Google Chrome: Web Developer Tool.

 

Arquitectura Web

Tras definir las palabras clave y agruparlas en intenciones de búsqueda, podrás entrar de lleno en la arquitectura de la web o lo que es lo mismo, en la estructura.

 

Una correcta estructura web, es decir, organizar la información en bloques de contenido similar, facilitará la navegación por parte de los robots de Google que posicionarán tu página.

 

En este sentido, conforme las distintas finalidades de búsqueda que hayas acotado, tendrás distintos clusters.

 

Los clusters son bloques de contenido que deberás tratar en tu página. Por lo general, los clusters se forman por una página principal y varias páginas relacionadas.

 

Por ejemplo, si tu nicho de SEO son las lavadoras, puedes utilizar la siguiente estructura:

 

  • Una home principal.
  • Páginas secundarias (cluster).
  • Una de ellas para los tipos generales de lavadoras (y subpáginas para cada tipo).
  • Otra para agrupar las distintas marcas de lavadoras (y subpáginas para cada marca).
  • Y otra para los productos en concreto.

 

Este es solo un ejemplo. Puedes estructurar el contenido como quieras. Recuerda utilizar la lógica para crear una arquitectura web adecuada.

 

Creación de Contenidos

Una vez tienes la arquitectura, es momento de ir llenando la web de contenido. Puedes redactar tú los contenidos o contratar a un redactor. 

 

Lo general es empezar con una estructura de diez a veinte contenidos, combinando contenido principal con contenido que tenga poca competencia. Aquí ten en cuenta el análisis de palabras clave.

 

En el SEO para nichos, los enlaces son importantes no solo para facilitar la navegación del usuario y traspasar autoridad, sino también para aparecer en Google y posicionarte.

 

Linkbuilding

Una óptima estrategia de Link Building te ayudará a aparecer en mejores resultados, es decir, aparecer más arriba y por ende, posicionar mejor.

 

El Link Building es uno de los pilares del posicionamiento web y consiste en aumentar la autoridad de una página mediante la construcción y generación de links hacia esta.

 

Pero, ¿cómo obtener enlaces? Existen diversas maneras de conseguir enlaces. Algunas de ellas son:

 

  • Comprar enlaces: es una práctica perseguida por Google pero muy utilizada por los SEOs. Consiste en adquirir enlaces desde plataformas destinadas a ello, como Prensa Link, entre otras.

 

  • Replicar los enlaces de la competencia: analiza los enlaces de tus rivales e imita aquellos que procedan de foros, comunidades, redes, etc.

 

  • Post de invitado: escribe un artículo en un blog o portal de temática semejante a la tuya y pide al webmaster de esa página que promocione tu proyecto.

 

  • Link baiting: es la técnica más recomendada por Google. Consiste en crear contenido relevante y útil y aguardar a que otros medios lo encuentren y te enlacen de forma natural.

 

Para realizar una exitosa estrategia de Link Building:

 

  • Añade aquellos enlaces que el contenido te pida. Si estás hablando de una marca en concreto, incluye enlaces a la web de la misma.

 

  • Utiliza enlaces variados, que procedan de distintos canales: blogs tematizados, medios y portales digitales, foros, perfiles, etc.

 

  • Crea anchor text (texto de enlace) diversos. Pueden ser: una marca, una URL, una palabra clave más genérica o la palabra clave exacta.

 

  • Incluye enlaces nofollow. Estos son links normales que no transmiten autoridad, pero brindan naturalidad a tu abanico de enlaces.

 

  • Ve consiguiendo de forma paulatina nuevos enlaces y añádelos a la web.

 

  • Crea entre tres y cinco enlaces que apunten directo a la home de tu página y entre ocho y diez a las distintas URLs.

 

Si quieres saber más sobre SEO para nichos, contacta con nosotros sobre este servicio.