¿Por qué la buena redacción SEO es fundamental?

redaccion seo

La palabra fundamental viene de fundamento, o base. Y sin una buena base, la estructura se viene abajo. Una buena redacción SEO es la base del éxito de una web.

 

Esto quiere decir que puedes tener la mejor web del mundo, pero si no tiene un buen contenido, será una web sin alma.

 

Yendo un poco más allá en esto, es posible que tenga un contenido excelente, pero que nadie lo vea. O sean muy pocos los que lo hagan.

 

Es allí donde entra en juego la redacción de contenidos SEO. Esa es la combinación que pondrá a tu web en el radar de Google, y si haces todo bien, la llevará a la cúspide de las SERPs.

 

Una cosa es saber escribir bien, y otra muy distinta es la buena redacción para SEO. La palabra “buena” no está puesta ahí por casualidad.

 

Una buena redacción SEO es aquella que le encanta al lector y capta a Google, y a los buscadores en general.

 

Es decir, es un contenido excelente, pero que también ayuda a posicionar. De hecho, posicionar es la esencia para un negocio web.

 

Los textos SEO posicionan, los buenos textos SEO posicionan y gustan.

 

En esta frase se resume la importancia que tiene un buen redactor para tu negocio en internet.

 

Donde sea que haya una palabra escrita, habrá campo para el desarrollo de una estrategia de redacción SEO.

 

Mientras usemos la escritura para comunicarnos, compartir conocimientos o expresar ideas, te será posible optimizar estas palabras para ganar posiciones en los buscadores.

 

Tanto si deseas posicionar (redacción SEO) como si deseas persuadir (copywriting), las palabras escritas pueden hacer magia.

 

Mientras las búsquedas por internet se hagan mediante palabras, este es el juego al que debes jugar. Y al parecer, hay juego para rato.

 

Cómo redactar contenidos espectaculares enfocados al seo

Tienes clara la importancia de redactar textos SEO. Pero también deseas que gusten, que sobresalgan, que sean espectaculares.

 

Para redactar contenidos SEO espectaculares, debes cumplir con las siguientes pautas, que las dividiremos en estos dos campos:

 

Fondo

Esta es la esencia del asunto. Tienes que saber bien sobre lo que escribes y para quién lo escribes.

 

Por ejemplo, ahora estamos escribiendo sobre redacción SEO, algo en lo que somos expertos. Sabemos del tema, y de hecho lo practicamos de forma habitual.

 

Pero si no fuéramos expertos, tendríamos que investigar y leer a quienes más saben. Solo así podríamos escribir sobre este tema en particular.

 

Existen técnicas como la Curación de Contenidos, que sirven para poder escribir con autoridad sobre casi cualquier temática posible.

 

Imitando lo bueno y mejorándolo, puedes llegar a redactar contenidos de gran profundidad, a la vez que le pones tu toque personal.

 

Hemos resuelto el qué. Encontrar el quién es un poco más fácil.

 

El quién, en este caso, eres tú. Como redactor debes tener claro tu perfil. Sabes que no estás aquí por haber hecho un curso de costura.

 

Estás aquí porque quieres aprender sobre redacción SEO, y quieres hacer un artículo espectacular que rompa las estratosferas de las SERPs.

 

En este nivel debes definir muy bien el tema sobre el que vas a escribir.

 

El estudio de palabras clave forma parte del fondo de tu investigación. Debes tener claro cuáles son las que vas a atacar.

 

Una palabra clave ideal, es aquella que tiene muchas búsquedas y poca competencia. Aunque se consideran una especie en extinción, hay un dicho que dice: “el que busca encuentra”.

 

Si tienes claro el qué y para quién, entonces tendrás muchas más posibilidades de hacer un artículo que le guste a tus usuarios, y a los lectores en general.

 

Forma

La forma es la manera en la que presentas tus artículos. La manera en que muestras la información, en la que escribes y estructuras el texto, en el tipo de recursos multimedia y otros que utilizas.

 

Si te esmeras en los detalles visuales, tienes una forma de escribir fresca y anti aburrida (como nosotros ☺) y esquematizas muy bien tu contenido, crearás una mejor experiencia para el usuario.

 

Lo de la forma va a depender mucho del tema a redactar.

 

En este post, un post sobre SEO, hemos sido directos, casi minimalistas.

 

Estamos enfocados en redacción SEO, así que debemos ser congruentes.

 

Pero también debemos ser pedagógicos y usar cualquier recurso audiovisual que te ayude a entender mejor nuestras enseñanzas.

 

Cada quien tiene su manera y estilo de escribir. Es cierto que el tema puede limitar ese aspecto. No es igual escribir de ciencias, que de farándula.

 

Sin embargo, siempre es posible aplicar tu estilo personal. Ese toque que hace tuyo el contenido, ajustado a tu forma de expresarte.

 

Hacer entretenido un tema pesado, es una proeza que todo buen redactor debe intentar en cada contenido nuevo.

 

Tips de la buena redacción SEO

Algunos de los siguientes tips de redacción para SEO tienen el potencial de convertirte en un redactor capaz de alcanzar cotas muy altas.

 

No estamos afirmando que si sigues las siguientes directrices, tus textos se pondrán al instante en las primeras posiciones de las búsquedas, pero seguro que notarás una diferencia.

 

De hecho, si haces las cosas bien, con toda una estrategia SEO bien planificada de seo on page, linkbuilding y textos SEO, no sería nada raro que empieces a aparecer en los mejores lugares de las SERPs.

 

No es fácil, pero tampoco es imposible.

 

Así que empieza a aplicar algunas de estas técnicas de redacción SEO:

 

Investiga y esquematiza

Empápate del tema del que vas a redactar, toma nota de curiosidades del mismo y haz un esquema de títulos y subtítulos.

 

Esto te dará fluidez en la escritura y la hará entretenida. Al leerla, ponte en el lugar de tu lector objetivo. Debes tener un pensamiento crítico, pero sé benévolo y mejora.

 

Estudio de palabras clave

Sabemos que eres un buen redactor, incluso hasta podrías ser aspirante a escritor. Pero en internet necesitas las palabras clave para posicionar.

 

Tus textos SEO deben estar enriquecidos con las palabras clave. Ellas deben estar colocadas de forma estratégica en títulos, subtítulos, imágenes, URLs y en el texto.

 

Pero no sobreoptimices. Las palabras clave deben estar puestas de forma natural en el texto. Usa expresiones semánticas, que digan lo mismo con otras palabras.

 

Por ejemplo, ¿cuántas veces has leído la palabra SEO en este artículo? No es cuestión de ponerte a contar, pero es probable que sean demasiadas.

 

Esto no quiere decir que esté mal. A veces se necesita repetir una palabra, pero sé natural, sea cual sea el tema que abordes.

 

Google puede resultar un gran aliado a la hora de tu estudio de palabras clave. Fíjate en las Sugerencias de búsqueda que te da su buscador.

 

Estas sugerencias de búsquedas y búsquedas relacionadas son muy importantes, ya que son cosas que se relacionan con tu nicho, que las personas también buscan.

 

Nota: cuando buscas en Google, si colocas un asterisco (*) antes o después de tus palabras clave, te aparecerán más ideas relacionadas.

 

Usa estas frases, de forma semántica y natural en el texto.

 

Algunas herramientas de las que puedes valerte son:

 

  • Google Adwords Keyword Planner.
  • Ubersuggest (para ser gratuita, es muy buena).
  • Keywords Everywhere.
  • Google Trends.
  • SEOGuardian.
  • SEMRush.
  • SERPs.
  • Answerthepublic (excelente para encontrar lo que se pregunta la gente en relación a una KW).

 

Aplica SEO copywriting

El copywriting es el arte de la escritura persuasiva enfocado a que el lector realice una acción específica, como por ejemplo, comprar un producto.

 

Si en tu redacción SEO incluyes estos elementos de escritura y estructura persuasiva, entonces tendrás un “súper poder” muy valioso.

 

Otros trucos SEO

Si te has quedado con ganas de más, aquí tienes otros cuantos trucos de SEO que te pueden interesar:

 

  • Coloca la palabra clave lo más cerca del principio del título y el párrafo inicial. Usa las negritas para resaltarlas.

 

  • Usa las negritas, cursivas y subrayados con sabiduría. La idea es que ayuden al lector a comprender mejor el mensaje.

 

  • La gente pocas veces lee, en su lugar, escanea. Tomando en cuenta ese detalle, procura usar los h2, h3, h4, etc., de forma esquemática para ayudar a una lectura escaneada. De nuevo las negritas juegan un papel importante aquí.

 

  • Los párrafos mientras más cortos mejor.

 

  • Aplica el linkbuilding interno con naturalidad. Lo mismo con el externo. No coloques enlaces solo por cumplir, procura que tengan un fin: ayudar al usuario a encontrar lo que desea.

 

  • Usa imágenes llamativas y optimizadas para el SEO. Esto quiere decir que sean livianas, responsives, con atributo ALT, descripción y palabras clave en el nombre.

 

  • Utiliza servicios de Google, tales como videos de Youtube, dentro del texto.

 

  • Los elementos audiovisuales son un gran complemento si sabes usarlos con sabiduría.

 

Hay muchos más, pero con estos tienes suficientes por ahora. Si deseas más consejos, estaremos encantados de  responderte a tus comentarios.

 

¿Te ha parecido que este post cumple con lo que promete? Si has llegado hasta este punto es porque hemos logrado nuestro objetivo: engancharte.

 

En nuestra agencia tenemos los mejores redactores SEO disponibles ahora mismo. Ponte en contacto con nosotros y con gusto atenderemos todas las peticiones que tengas.