La importancia de un buen marketing de contenidos

marketing de contenidos

Puede que tengas una empresa magnífica, con productos excelentes y un buen servicio al cliente, pero te des cuenta de que eres incapaz de atraer a los potenciales compradores.

Reflexionas unos días, hasta que te das cuenta de que debes darle más visibilidad a tus productos y ofertas, para luego ponerte manos a la obra.

 

Creas contenido explicativo sobre qué es lo que vendes y para qué le puede servir a tus clientes, pero observas que el impacto que genera es ínfimo.

Y es que realizar un buen marketing de contenidos, no es solo generar contenidos y esperar. Debes saber enfocarte en qué aspectos específicos puedes aportar al cliente.

 

Generar un deseo o una necesidad con palabras, opiniones, infografías o vídeos, es todo un arte. Y más si se trata de destacar por encima de la competencia.

Es aquí donde entra un buen plan de marketing de contenidos, las estrategias para atraer clientes a tu empresa.

 

¿Qué significa marketing de contenidos?

 

Podríamos definir el marketing de contenidos como una herramienta para atraer clientes, y que estos se sientan impulsados a adquirir tu producto o servicio.

Los potenciales clientes no salen a buscar lo que necesitan, sino que esperan a que las propias empresas les den facilidades para conseguirlo.

 

Facilidades como que sepan qué producto se vende, con un mensaje claro, sencillo y visual. O que a un golpe de clic puedan tenerlo en su casa.

Internet ha provocado que la forma de publicitarse deba cambiar por completo. Aquí es donde entra el marketing de contenidos.

 

Canales como Youtube, redes sociales como Instagram y una multitud de plataformas diferentes, son necesarias para hacer un marketing de contenidos integral y efectivo.

Tal como sucede con el linkbuilding a la hora de dar empuje a una web y atraer más visitas, el marketing de contenidos trabaja de una forma similar.

 

Marketing de contenidos y SEO

 

Es imposible no hablar de SEO y marketing de contenidos de forma conjunta. Uno se alimenta del otro, ya que sus objetivos son muy similares.

El uso de técnicas y estrategias SEO, facilita mucho el trabajo al momento de generar un buen marketing de contenidos.

 

Conocer las palabras clave, para el funcionamiento de los buscadores de internet y la optimización de tu contenido, para un público actual, son ejemplos de ello.

Puedes ofrecer un contenido de altísima calidad, pero si no sabes cómo distribuirlo y hacerlo llegar de la manera idónea a tus potenciales clientes, pierdes el tiempo.

 

¿Cómo hacer marketing de contenidos?

 

La globalización y la alta competitividad del mundo actual no ponen fácil este trabajo, por lo que realizar un buen marketing de contenidos requiere una serie de hábitos.

Debes aportar información diaria de qué es lo que ofreces a tus clientes, en qué vas a cubrir sus necesidades y cómo vas conseguirlo.

 

Ese contenido debe transmitirse de una forma correcta, que no bombardee a los clientes fidelizados, ni sature de contenido a los potenciales clientes.

La clave principal para realizar un buen marketing de contenidos es crear una estrategia general, teniendo claro cuándo y cómo vas a informar acerca de tu producto.

 

Dónde realizar marketing de contenidos

 

Hay muchas plataformas (digitales o no) donde puedes darte a conocer, dependiendo del cliente objetivo que busques y de cuánto estás dispuesto a invertir.

Puedes realizar marketing de contenidos en:

 

  • Redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, etc. Todo el mundo las usa, y tarde o temprano van a encontrarte a ti y a tu contenido.

 

  • Ebooks y revistas digitales: donde puedes extender más, la información de tus productos, su utilidad y la comparativa con los de la competencia.

 

  • Canales multimedia: tanto los vídeos de Youtube como los podcast se han vuelto una tendencia. Y sabes que las cosas entran bien tanto por los ojos, como por los oídos.

 

  • Físico o papel: a veces, añadir un anuncio en el diario de tu pueblo puede atraer clientes. Periódicos, panfletos, carteles, trípticos o incluso exposiciones en ferias especializadas, pueden ser una buena estrategia.

 

Ventajas del marketing de contenidos

 

Hay un montón de oportunidades y fortalezas que puede conseguir tu empresa, o tu marca, cuando realizas un buen trabajo en marketing de contenidos.

Es importante que tu plan de marketing esté centrado en aprovecharse de estas, e intentar lograrlas, tratando de minimizar las desventajas.

 

Aumento de confianza y reputación

 

Con unos contenidos que transmitan seriedad y profesionalidad, puedes crear la idea en los clientes de que eres alguien de fiar, de que tus productos valen la pena.

Este aspecto es muy importante, al asociar ciertas marcas con la calidad de su producto. Si fomentas esta relación a través de tus contenidos, crearás una imagen que te permitirá captar clientes y fidelizarlos.

 

Mejora de imagen y posicionamiento de la marca

 

Bien sea por internet o en el imaginario colectivo, que tu marca tenga contenido útil y atractivo, va a hacerte escalar muchos puestos frente a la competencia.

Sumándole el factor SEO, para conocer cómo realizar este contenido y dónde están los puntos en los que debes focalizarte, alcanzarás posiciones altas en los buscadores de internet.

 

Relación directa y personalización hacia tus usuarios

 

Que hayas diseñado tu contenido pensando en un público objetivo concreto, indentificándolo de una forma adecuada, genera una sensación de cercanía.

La identificación personal con un producto hace que, por necesidad o deseo, acabe interesando y siendo adquirido. Crea un vínculo emocional entre tu producto y el cliente.

 

Diferenciación con la competencia

 

Utilizar formas y tonos originales, que transmitan la información de tu producto, te hace distinto de tus competidores.

Estudia cómo generan el contenido ellos, y busca ese método que aporte frescura y naturalidad en tus imágenes, vídeos y palabras. De tú a tú.

 

Desventajas del marketing de contenidos

 

También hay algunos aspectos a tener en cuenta cuando realices marketing de contenidos. No hay beneficio sin tener que sacrificar algo a cambio.

Las ventajas son mucho mayores que las desventajas, pero es importante saber a qué atenerse, cuando vas a aplicar técnicas de marketing de contenidos.

 

Inversión en tiempo

 

Dedicarte a actualizar los perfiles de las redes sociales, crear vídeos y material infográfico, pueden restarle horas al trabajo que deberías realizar al principio.

Quizás lo que a ti te gusta, es enfocarte en el producto que vendes y todo este tiempo que estás consumiendo frente a la pantalla, sientes que no es del todo útil.

Además, puede que no cuentes con la formación o los conocimientos necesarios para que el tiempo invertido valga la pena de verdad.

 

Trabajo adicional

 

Junto al tiempo, también viene el esfuerzo. No es fácil tener que actualizar las redes sociales de forma diaria, ni responder a los usuarios y sus opiniones.

Mantenerse activo en internet, es un elemento necesario para un buen marketing de contenidos, pero también puede llegar a quemarte si no sabes cómo afrontarlo.

Todo el trabajo que estás realizando podrías invertirlo en aquello que en realidad era lo que buscabas, tu pasión por el producto que quieres vender.

 

Estudios de mercado

 

Conocer toda la información que necesitas para desarrollar el contenido óptimo, requiere que sepas por dónde te estás moviendo, y también cómo trabaja tu competencia.

Un estudio de mercado constante, te muestra aquellas oportunidades donde puede actuar tu contenido y también te ayuda a saber en qué aspectos no invertir tiempo ni trabajo.

Aparte, te ayudará a descubrir las debilidades de tu producto o tu contenido, y cómo debes ir mejorando tu forma de comunicarte con tus clientes, fidelizados o potenciales.

 

Resultados a medio y largo plazo

 

Que comiences a lanzar una campaña de marketing de contenidos puede que no te aporte resultados de inmediato. Vas a necesitar un poco de paciencia.

Como lo principal es crear confianza y cercanía en el cliente, debes esperar a que las ideas que le ofrezcas se vayan asentando poco a poco en su mente.

Esto requiere que tu estrategia de contenidos esté planificada en varios intervalos temporales, que es probable que no tuvieras en cuenta al comenzar.

 

Consejos para un buen marketing de contenidos

 

No todo vale a la hora de trabajar en una estrategia de marketing de contenidos. Tienes que ser consciente de que hay muchas variables.

  • Lo primero que debes de tener claro es cómo vas a llegar al cliente potencial, cómo vas a captarlo. Luego viene el asunto de fidelizarlo hacia tu marca.

 

  • Es primordial realizar una comunicación directa e inteligente con el usuario, enfocada a una necesidad muy concreta que quieras cubrir con tu producto.

 

  • El contenido que aportes en tu estrategia de marketing debe ser algo más que una trivialidad, o un capricho. Debe ir relacionado con valores o ideas.

 

  • Asociar un producto y su contenido de marketing a una filosofía de vida, o a un propósito superior, ayuda a afianzar la idea de tu marca como algo positivo para el cliente.

 

  • Diversificar el marketing de contenidos a través de diferentes canales informativos, es una obligación esencial para llegar a todos los usuarios interesados.

 

Hay muchas agencias de marketing de contenidos, que te ofrecen su tiempo, trabajo y experiencia. Es importante que conozcas bien sus metodologías y resultados.

¿Ya realizas un buen marketing de contenidos? ¿Crees que tu producto no está llegando al público objetivo?

Contáctanos y te ayudaremos a cumplir tus metas y alcanzar el éxito.