Google Search Console para encontrar errores

Google Search Console para encontrar errores ¿cómo usarlo?

Optimizar tu web para atraer clientes potenciales es uno de los pilares más fundamentales para hacer crecer tu negocio. Sin embargo, no es un proceso sencillo y es importante controlar y revisar que no tenga ningún fallo.

 

Google Search Console (GSC) es una herramienta gratuita que te ayuda a supervisar el rendimiento de tu sitio web para identificar y solucionar cualquier problema potencial que impida que aparezcas en los resultados de búsqueda de Google según como esperabas.

 

Descubre todo sobre esta potente herramienta, desde qué es, su funcionamiento y cómo usarla para poder disfrutar de las ventajas que ofrece en tu estrategia SEO.

 

Qué es Google Search Console y para qué sirve

Search Console es una serie de herramientas conjuntas que ofrece Google. Permite optimizar, analizar y comprobar el estado de tu página web o blog para que el motor de búsqueda pueda comprenderlo de forma adecuada. Esto ayudará a que aparezca correctamente en los resultados. 

 

Es una herramienta gratuita y se ha convertido en el mejor aliado de los SEOs gracias a que ayuda a mantener una buena reputación del sitio web. Permite comprender el porqué tu página tiene un buen o mal rendimiento. 

 

¡Y eso no es todo! Permite que Google tenga acceso a tu contenido y te permite monitorear los problemas de la web para mantenerlo libre de fallos, incluso puedes eliminar contenidos antiguos. Sea cual sea tu negocio, puedes encontrar una gran utilidad a esta herramienta.

 

Una de las características más poderosas de la herramienta es el informe de cobertura. Te muestra una lista de todas las páginas de tu web que Google intentó rastrear e indexar, junto con los problemas que encontró en el camino.

 

Si no lo tienes configurado, tan solo tienes que dirigirte a la página de inicio de Search Console e introducir la URL de tu sitio web. Después debes vincularla a tu cuenta de correo electrónico y crear tu cuenta para comenzar a usarla.

 

Examinar y conocer las funciones de Google Search Console para extraer los datos necesarios para mejorar tu SEO es clave. Estos son los informes disponibles:

 

  • Informe de índice. Proporciona información para ver cómo está indexado en Google tu web.
  • Informe general. Informa sobre el rendimiento general de la página.
  • Inspección de URL. Desde un punto de vista técnico muestra cómo se están realizando las páginas una por una.
  • Informe de enlaces. Permite conocer cómo están tus enlaces externos e internos.

 

Cómo utilizar Google Search Console

Qué es el informe de cobertura del índice y cómo encontrar errores

El informe de cobertura del índice está disponible en Google Search Console y muestra cuáles de tus páginas han sido indexadas correctamente por Google y qué páginas no se han indexado debido a un error.

 

Para cada una de las páginas, puedes obtener más detalles sobre el error y tiene la opción de solicitar a Google que vuelva a indexar tus páginas o web en su conjunto.

 

Inicia sesión en Google Search Console y selecciona tu dominio principal. Al hacerlo verás un gráfico que muestra cómo ha cambiado el número de páginas indexadas en un tiempo determinado. Notarás que la parte superior del informe tiene 4 pestañas:

 

  • Error, en color rojo.
  • Válido con advertencia, en color amarillo
  • Válido, en color verde
  • Excluido, en color gris.

 

Dado que el objetivo principal es conocer los errores de indexación, es recomendable comenzar con la pestaña “error” en color rojo. Por norma general, aquí podrás encontrar los problemas de mayor envergadura que son los que provocan que tus páginas no sean indexadas.

 

Los más habituales son los errores de redirección, error 404, la URL tiene un problema de rastreo o por errores del servidor.

Cómo corregir los errores del informe de cobertura más comunes

Ahora ya conoces cómo encontrarlos, pero ¿sabes solucionarlos? El siguiente paso es aprender a cómo resolver todos los errores más comunes.

 

  • Corregir errores “URL enviada tiene un problema de rastreo”

 

Esto significa que una página tiene problemas y Google no puede indexarla. Debes averiguar cuál es exactamente el problema, solucionarlo y volver a enviar la página a Google.

 

Una de las razones más comunes por las que una página puede tener problemas de rastreo es que algunos de los recursos (imágenes, CSS, JavaScript) no se pudieron cargar cuando Google intentó indexar la página.

 

Revísalos y después haz clic en “solicitar indexación” para volver a enviar la página a Google. Google te notificará por correo electrónico sobre los resultados de tu solicitud de indexación.

 

  • Corregir los errores 404

 

La manera más fácil de corregir un error 404 es solucionar el problema que está provocando que se rompa o bien redireccionar la página. Si escoges la segunda opción debes asegurarte de apuntar a contenido que sea parecido al de la página eliminada. 

 

Utiliza redirecciones permanentes 301 o las temporales 307. Esto hará que los usuarios no se encuentren con una página vacía y puedan satisfacer sus necesidades.

 

Ahora ya conoces qué es Google Search Console para encontrar errores y cómo usarlo. Esta herramienta gratuita es muy intuitiva y fácil de utilizar, será tu mejor aliada para conseguir mantener tu página web en los resultados de los motores de búsqueda sin ningún problema. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba