Cómo hacer un buen storytelling para tu marca

Cómo hacer un storytelling

¿Quieres conectar con la audiencia de una forma amena y natural para convertirlos en clientes? Entonces, el storytelling es justo lo que necesitas: una forma de conectar con los sentimientos y las emociones de los consumidores para influir en su decisión de compra.

 

Cada vez más son las empresas que se lanzan a implementar una estrategia de marketing basada en el storytelling, llegando incluso a ajustar sus valores corporativos y de marca, visión y misión a esta técnica menos invasiva.

 

¿Qué es el storytelling?

 

En pocas palabras, el storytelling es la capacidad de contar historias que enganchen a la audiencia a través de las emociones y sentimientos.

 

Es una técnica que te ayudará a vender más (un producto o servicio) que una empresa que no la emplee.

 

Y su secreto radica en conocer a la audiencia, dominarla. Y esto solo se consigue al conectar con ella mediante la historia.

 

Porque eso es el storytelling, una máquina de fabricar historias y formatear las mentes. Relatos que conmuevan, que lleguen al corazón, traspasen la cabeza y toquen el alma.

 

En definitiva, el storytelling es un arte que te permitirá humanizar tu marca y por tanto, llegar a conectar con la audiencia y generar confianza. Este es un aspecto crucial para hacerla formar parte de tu comunidad y fidelizarla.

 

El origen del storytelling se remonta a tiempos lejanos. En concreto, desde la creación del ser humano. Esto es debido a que el hombre se ha movido siempre por corazonadas, por emociones, más que por la razón.

 

La gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará cómo la hiciste sentir” – Maya Angelou

 

Como crear un storytelling de marca

 

Ahora que ya tienes la convicción de que necesitas hacer storytelling de marca para tu negocio por las ventajas que ofrece, es momento de que te pongas a trabajar en la historia que vas a contar a tu audiencia.

Pasos para hacer un buen storytelling de marca

 

  • Tu historia ha de motivar a la audiencia. Si una historia no emociona, no llegará a conectar con el público, por tanto, no habrá ningún tipo de reacción por su parte.

 

  • Tu historia ha de suscitar emociones en la audiencia. Si tu historia genera sentimientos en los usuarios, producirá una reacción positiva hacia tu marca, ya que se sentirán identificados con esa historia.

 

  • La historia ha de tener una idea central, la cual se repite a lo largo de la misma. Tienes que conseguir que se identifiquen con esa idea para mantenerlos enganchados hasta el final. Si lo consigues, también se identificarán con tu marca.

 

  • La historia ha de seducir, atraer al público desde el principio. Si desde el principio le embaucan, conectarás con él. El cerebro humano guarda aquella información que le interesa y la que no, la desecha. Si tu historia no encandila desde el comienzo, no tendrá éxito.

 

  • Tu historia ha de contener datos. Haz uso de datos estadísticos para enriquecer tu relato. Esto es lo que se conoce como storytelling con datos, una especialidad que permite comunicar de forma entendible una historia que incluya datos.

 

  • Tu historia ha de tener un nudo. Al igual que en la narrativa, ha de tener un nudo, es decir, un problema con el que la audiencia se sienta identificada. Esto es así debido a que los problemas dan sentido a los individuos, haciéndoles ver la realidad.

 

  • Tu historia ha de ser de fácil comprensión. Una historia compleja, será muy difícil de recordar y por tanto, no conectará con los lectores. Crea una historia con muchos elementos emotivos, de fácil comprensión y que deje huella en el usuario.

 

  • Tu historia tiene que empatizar con la audiencia. Si el mensaje que transmites no conecta con los usuarios, habrá fallado. Es importante, que el público se sienta correspondido con tu historia y para ello, debes hacerles parte de tu marca, comprenderlos y entenderlos.

 

  • Tu historia ha de generar confianza en la audiencia. Si la genera, se creará un provechoso vínculo entre tu marca y el usuario. Este es el primer paso para fidelizar a esa audiencia.

 

  • Tu historia tiene que ofrecer algo. Al igual que una empresa ofrece un producto o servicio, tu historia debe prometer algo a la audiencia para captar su atención y hacer que se fijen en tu marca para que al final, se conviertan en clientes.

 

  • Tu historia ha de ser extraordinaria. Aprovecha todos los recursos que tienes a tu alcance para crear una historia que desprenda magia, creatividad y que sea diferente. En definitiva, una historia única para destacar sobre tus competidores.

 

  • Tu historia ha de finalizar con la imagen o logo de tu empresa. De esta forma lograrás que una persona relacione esa historia con tu marca y permanezca en su cabeza durante más tiempo. Incluye un elemento final que sea una mención, logotipo o imagen distintiva.

 

Como aprender storytelling

 

No todo el mundo es un contador de historias ni debe pretender serlo. A veces ocurre que cuando te enfocas en ser mejor en algo, descuidas otros aspectos en los que tienes más potencial.

 

Por eso, sin llegar a convertirte en un maestro del storytelling web, podrás aprender pautas que te ayudarán a llegar a la mente y al corazón de tu público.

 

Así, que si has decidido que vas a llevar tú mismo la estrategia de storytelling de marca, los siguientes consejos impulsarán tu inventiva e imaginación para encontrar buenas ideas con las que crear historias que conecten con la audiencia.

Pasos para aprender a hacer un buen storytelling

 

  • Deja que la originalidad y la creatividad broten a través de ti. No tengas miedo, déjate llevar y descubre lo que eres capaz de conseguir.

 

  • Escribe todos los días. Para desbloquear tu creatividad y poner fin al síndrome de la hoja en blanco, escribe cualquier idea o palabra suelta que se te ocurra y a partir de ahí, trabaja en la historia. Será más fácil modificar que empezar de cero.

 

  • El storytelling está en todas partes. Por lo que te será sencillo encontrar fuentes de inspiración. Coge una libreta y anota aquellas ideas que te resulten interesantes de cara a tu historia.

 

Puedes completar tu aprendizaje con un curso sobre storytelling online. Ya sea en modalidad presencial o a distancia, te enseñará los conceptos y los aspectos técnicos de la disciplina.

 

Ante la cantidad de formaciones que encontrarás, céntrate en aquellas que traten los siguientes temas:

 

  • Cómo desarrollar storytelling de marca.
  • Pasos para escribir una historia.
  • Consejos para aplicar el storytelling en los diferentes canales de comunicación.

 

Para que se utiliza el storytelling

 

Todas las empresas tienen una historia que contar. ¿Sabes por qué? Para crear un recuerdo de marca que permanezca a largo plazo en la mente de los clientes.

 

Para conseguirlo, recurren al storytelling. Por tanto, el storytelling consiste crear una historia para atraer al consumidor y conectar con él. Mantenerle fiel y leal a la empresa por un periodo de tiempo.

 

Y para ello, es imprescindible que la historia incluya las experiencias, las anécdotas y los valores de la marca.

 

¿Sabías que el storytelling es una práctica muy utilizada en las campañas publicitarias de grandes multinacionales?

 

Conocidas empresas como Coca Cola, entre otras, crean historias basadas en situaciones cotidianas con las que la audiencia se identifica, es decir, se humanizan para generar un sentimiento positivo.

 

Es una forma de hacer storytelling en publicidad.

 

Cómo mejorar el storytelling

 

Si ya estás realizando una estrategia de storytelling en tu negocio, pero no estás obteniendo los resultados esperados, es posible que estés haciendo algo mal.

 

Para descubrir esto, pregúntate lo siguiente:

 

  • ¿Estás implicando a la audiencia en tus historias? Es posible que estés descuidando este aspecto y tus historias no terminen de conectar con el público. Crea una historia que les comprometa, que se sientan identificados y la lleguen a sentir suya.

 

  • ¿Estás transmitiendo sentimientos? Si tu historia no entra por los poros y todos los sentidos de tu público, no llegarás a conectar nunca con ellos. Tu historia tiene que generarle alguna sensación.

 

  • ¿Tu historia emociona? Los expertos sostienen que cuando una persona ve un mensaje emotivo, este pasa a su memoria a largo plazo, quedando almacenado en su cabeza por más tiempo. Envuelve tu historia en un halo de emoción a través de palabras o imágenes.

 

  • ¿Estás poniendo toda tu esencia en la historia? Si haces storytelling digital es imprescindible que aporte tu esencia, tu lado más personal y característico con toques atractivos y originales para que se distinga de lo común y de la competencia.

 

Como ser storytelling

 

  • Antes de ponerte a escribir una historia, concreta qué vas a contar. Es importante que definas una idea central y profundices en ella para transmitir lo que deseas. Cuando hayas definido la idea central, siempre comunica siguiendo esa misma línea.

 

  • Conoce a tu público objetivo. Conocer al público al que vas a contar tu historia es fundamental para desarrollarla y dirigirla. Conoce sus gustos y sus necesidades y ofréceles contenido de calidad y utilidad para conectar de manera emocional con ellos.

 

  • Todo storytelling tiene un objetivo. Debes centrarte en la intención de tu historia y guiar al lector en todo momento y de forma natural a la misma. Esta puede ser lo que quieras, en función de lo que quieras causar en el usuario.

 

  • El comienzo y el final de la historia es decisivo. El inicio y la conclusión de tu historia te servirá para captar la atención del público e incitarles a que realicen una acción.

 

  • Tu historia tiene que tener una trama, un nudo. Es decir, un problema que conecte con el público, que le haga sentirse identificado y le provoque sentimientos. Este es y será el elemento más importante de tu relato. Debes dirigir al usuario hacia la misma.

 

Te ayudamos a crear las historias de tu estrategia de storytelling. Consulta con nosotros para saber más sobre este servicio.