5 aspectos SEO básicos que no puedes olvidar en tu estrategia de posicionamiento web

5 aspectos SEO básicos

Tabla de contenidos

Cuando pones en marcha un negocio online o cualquier página que quieras posicionar, debes tener en cuenta algunos aspectos básicos de SEO.

El SEO (Search Engine Optimization) es el posicionamiento natural, es decir, es el criterio que señala qué posición ocupa tu web en los resultados de búsqueda de Google, también conocidos como SERPs.

 

Dentro del marketing online, es una de las principales estrategias a seguir para dar a conocer una web junto con el SEM, el posicionamiento que se obtiene mediante publicidad de pago.

El objetivo que se busca al aplicar una estrategia SEO es conseguir que una o varias de nuestras palabras clave alcancen la primera página de los resultados.

Ahora seguro que comprendes muy bien por qué tienes que aplicar algunos aspectos básicos SEO en tu página web y la importancia de tener una buena estrategia.

A lo largo de este artículo te explicaremos cuáles son estos aspectos básicos y los beneficios que te traerán.

 

Los 5 aspectos básicos del SEO – SEO para principiantes

 

Antes de empezar a ver cuáles son estos cinco aspectos básicos del SEO, vamos a explicarte los dos tipos de SEO que existen para que empieces a comprender mejor el mundo del posicionamiento web.

 

  • SEO Offpage. Se trata de las acciones realizadas fuera de tu web, es decir, banners publicitarios, links que enlazan a tu página, artículos compartidos en redes sociales…
  • SEO Onpage. Consiste en optimizar la estructura interna de la página web para que Google haga que suba puestos en los resultados de búsqueda.

 

Para trabajar de forma correcta el SEO de tu web, tienes que ser un gran conocedor del producto o servicio que tratas de vender para no cometer errores.

Con esto nos referimos a que tienes que evaluar tus puntos débiles, tus puntos fuertes, cuál es tu público objetivo, quiénes son tus competidores… en fin, toda la información que puedas recopilar.

Aquí vamos a explicarte en qué consisten estos aspectos básicos del SEO pero conforme avances en el mundo del posicionamiento web descubrirás que hay aún más acciones que puedes realizar.

De momento, te recomendamos que verifiques y compruebes los puntos que te vamos a indicar para que tengas controlado lo más esencial.

 

1. Contenido original y de utilidad para el usuario

 

Lo primero que debes tener claro es que Google penaliza con dureza aquellas páginas web que contienen contenido duplicado de otros lugares.

Google pretende ofrecer las mejores respuestas a las consultas de los usuarios y siempre debes tener esto en mente a la hora de decidir qué vas a incluir en tu web.

Por ello, siempre que te dispongas a crear contenido procura que sea original al 100% y que, además, proporcione información de interés para la persona que llegue a tu página web.

 

En este sentido, es importante que procures publicar contenido nuevo a menudo ya que los rastreadores de Google valoran mucho las webs que se actualizan con frecuencia.

Además, si tu contenido interesa al usuario, éste permanecerá más tiempo en tu web reduciendo la tasa de rebote y aumentando así el tiempo de permanencia, aportando una mejor reputación a tu página.

Para conseguir esto es importante haber localizado a tu público objetivo, es decir, saber a quién quieres dirigirte para encontrar la manera perfecta de comunicarte con tu audiencia.

 

2. Enlaces externos e internos

 

Los enlaces internos son básicos dentro del SEO ya que es una forma de conseguir que el usuario pase de una página a otra guiado por links de su interés.

Mediante estos links internos puedes mejorar la experiencia de usuario llevándole por páginas, secciones o categorías de la web que le ayuden a encontrar buen contenido.

Dentro de este aspecto estaría incluida la creación de buenos menús de navegación que faciliten al usuario la estancia en tu página web. 

Los enlaces externos, por el contrario, son links que incluyes en tus textos para que el usuario se dirija a otro sitio web.

 

3. Palabras clave

 

Si quieres posicionar una palabra clave en los resultados de búsqueda de Google, debes incluirla de forma natural en los contenidos de tu página web.

Sin embargo, no debes escoger palabras clave demasiado amplias como “despacho de abogados”. Es mejor concretar para atraer al público adecuado: “despacho de abogados en Madrid”.

Con esto nos referimos a la densidad de la palabra clave, algo en lo que tendrás que ser cuidadoso ya que, si abusas de esta estrategia, Google te podría penalizar.

En el caso de que no tengas claro cuáles son las palabras claves que deberías promocionar, existen varias herramientas en el mercado que te pueden orientar al respecto.

Si es posible, deberías incluir alguna de las palabras clave en la descripción de tu web o, incluso, en el título de la misma o en la propia url.

 

4. Velocidad de la página web

 

Es uno de los aspectos SEO más importantes ya que, hoy día, si una página tarda en cargar más de dos o tres segundos, es muy posible que el usuario decida cerrar la pestaña e irse a buscar otra página web de la competencia.

Para saber cómo funciona tu web en este aspecto, existen en Internet distintos medidores de velocidad que te dirán si es lenta y, en caso de serlo, te ofrecerán consejos para mejorar.

Existen varios factores que afectan a la velocidad de carga de una web como, por ejemplo, tener imágenes sin optimizar, algo que suele olvidarse a menudo.

Además, tendrás que comprobar si todos los plugins que tienes instalados son útiles de verdad pues es habitual que tengamos plugins sin usar y que reducen la velocidad al ocupar espacio.

 

El hosting también te puede estar perjudicando. Asegúrate de que te ofrecen las mejores condiciones al respecto y si no es así, plantéate cambiar a otra empresa.

Por otro lado, hay scripts externos que también ralentizan una web: los tipos de letra externos, los banners de publicidad o los widget de redes sociales deben recurrir a servidores externos por lo que tienen una respuesta más lenta.

 

5. Linkbuilding

 

Antes hablábamos de los enlaces que tú mismo creas en la web y ahora mencionamos a los links a tu sitio web que aparecen en otras páginas.

Es posible que hayas oído hablar de la probabilidad de comprar links pero, si decides hacerlo, tienes que ser muy cauto ya que si aparecen links en webs de otras temáticas o de calidad dudosa, tu página podría descender varios puestos en los resultados de búsqueda.

Lo mejor es crear contenido de calidad y tratar de publicar artículos en webs o blogs de tu temática donde te permitan adjuntar el link a tu propia web.

 

Es muy importante que compruebes cuál es el anchor text que están utilizando para enlazar tu web, es decir, la frase o palabras que incluyen el link. 

Si ves que se trata de palabras que no tienen nada que ver con tu página web, es posible que te encuentres ante un ataque SEO malicioso.

Cuando un link de tu página aparece en otra web de temática parecida, Google interpreta que tu página es un sitio de confianza y le concederá más reputación.

 

¿Por qué es importante conocer los aspectos más básicos del SEO?

 

El SEO, sin duda, es el camino hacia el éxito en Internet, ya se trate de una tienda online, de la web de una empresa o incluso de un blog personal o un foro de hobbies y aficiones.

Hoy día hay tanta competencia en Internet en casi todos los sectores que, en ocasiones, no basta con aparecer en la primera o en la segunda página sino que conviene estar en la posición más alta posible.

El 95% de las búsquedas de Internet se realizan en Google así que es normal que tu intención sea escalar puestos en las SERPs de este buscador para visibilizar tu web.

 

Por ello, aplicando estos aspectos básicos de SEO podrás hacer que, poco a poco, tu web sea mejor valorada por Google y, por tanto, le dará más puntuación.

Si tienes una tienda online o una empresa, el ascenso en las posiciones de los resultados de búsqueda de Google se puede traducir en más ingresos y ganancias.

En el caso de que tengas un currículum online o una web en la que ofreces tus servicios, un SEO mejorado te puede llevar a conseguir tanto nuevos clientes como un empleo.

 

Como ves, tener a punto una estrategia SEO y tratar de ir mejorando cada vez más en este sentido te puede traer una serie de beneficios y a cumplir los objetivos que te propusiste al crear tu web.

Es cierto que implica una inversión de tiempo y esfuerzo pero te aseguramos que merece la pena esperar para ver los resultados.

Recuerda que, aunque el SEO parezca algo complicado, puedes dar pequeños pasos tú mismo con este artículo y herramientas que encuentres en Internet.

Sin embargo, si quieres una auténtica auditoría SEO que exprima tu web para detectar sus fallos y aciertos, contacta con nosotros y te ayudaremos a escalar posiciones en las SERPs.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *